.:: Jesucristo el Camino ::. www.jesucristoelcamino.us
Campamento En El Sinaí

 

  • Fecha. De acuerdo a las pistas mencionadas en la Biblia es fácil determinar la fecha del principio del campamento en el Monte de Dios:
    • Habían  (130 + 105 + 90 + 70 + 65 + 162 + 65 + 187 + 182 = 1056) mil cincuenta y seis años desde la creación de Adán hasta el nacimiento de Noe (Génesis 5:3-29).
    • Habían (500 + 102 = 602) seiscientos dos años desde el nacimiento de Noe hasta el nacimiento de Arfaxad (Génesis 5:32; Génesis 7:6; Génesis 11:10).
    • Habían (35 + 30 + 34 + 30 + 32 + 30 + 29 = 220) doscientos veinte años desde el nacimiento de Arfaxad al nacimiento de Tare (Génesis 11:12-24).
    • Habían (130) ciento treinta años desde el nacimiento de Tare hasta el nacimiento de Abraham (Génesis 11:26,32; Génesis 12:1-4; Hechos 7:1-4).
    • Habían (100) cientos años desde el nacimiento de Abraham al nacimiento de Isaac (Génesis 21:5).
    • Habían (60) sesenta años desde el nacimiento de Isaac al nacimiento de Jacob (Génesis 25:26).
    • Habían (91) noventa y un años desde el nacimiento de Jacob al nacimiento de José (Génesis 41:46,53,54; Génesis 45:4-6; Génesis 47:1-9).
    • Habían (110) ciento diez años desde el nacimiento de José a su muerte (Génesis 50:26).
    • Habían (64) sesenta y cuatro años desde la muerte de José hasta el nacimiento de Moisés (Génesis 12:1-4; Génesis 21:5; Génesis 25:26; Génesis 41:46,53,54; Génesis 45:4-6; Génesis 47:9; Génesis 50:26; Éxodo 7:7; Éxodo 12:40,41; Gálatas 3:17).
    • Habían (80) ochenta años desde el nacimiento de Moisés al éxodo (Éxodo 2:1-10; Éxodo 7:7; Éxodo 12:36-41).
    • Habían (48) cuarenta y ocho días desde el éxodo hasta el campamento en el Monte Sinaí (Éxodo 12:37-41; Éxodo 16:1; Éxodo 19:1; Números 33:3). (1056 + 602 + 220 + 130 + 100 + 60 + 91 + 110 + 64 + 80 + 48 días = 2513 años y 48 días).

    Eran por lo tanto 2513 años y 48 días desde la creación de Adán hasta el campamento en el Monte Sinaí.

  • La Madurez del Propósito de Dios. En el Monte Sinaí el propósito de Dios comenzó a tomar una forma definida. Moisés fue al monte, escucho la voluntad de Dios, regresó e informo al pueblo que Jehová había dicho que si obedecen su voz y guardan sus mandamientos, ellos le serian un tesoro especial, un reino de sacerdotes, una nación santa; y el pueblo contesto con una voz, “Todo lo que Jehová ha dicho, haremos.” (Éxodo 19:1-8). Debido al la debilidad de la raza humana, pasaron veinticinco siglos para traer la revelación hasta este punto de perfección. Tenga presente que el propósito principal es la revelación de Dios al hombre y hacer que el hombre entiende sus necesidades. Una manera de explicar la gran demora es la debilidad del hombre causada por pecado. El propósito de Dios había sido revelado gradualmente desde el tiempo de la trasgresión. En la sentencia contra la serpiente, Dios insinuó su propósito de herir la cabeza de la serpiente por medio de la simiente de la mujer (Génesis 3:14,15). ¡Tome esta sentencia aparte de su conexión y cuan profundo, cuan oscuro, cuan impenetrable parece, pero por dos mil años era la única ancla para las almas sin rumbo de los hijos de hombres! Sin embargo, tomándola con respecto al pensamiento del propósito de Dios, podemos ver la luz donde millones encontraron solamente un misterio inexplicable.

    Nota
  • La simiente de la serpiente son los hacedores de maldad (Mateo 3:7; Mateo 12:34);
  • La simiente de la mujer es Cristo (Isaías 7:14; Gálatas 4:4);
  • La herida de la cabeza de la serpiente se refiere a los triunfos de Cristo y de su pueblo (Juan 16:11; Romanos 16:20; Hebreos 2:14; 1 Juan 3:8);
  • La herida en el calcañal de la simiente de la mujer se refiere al breve triunfo de Satanás, del pecado y de la muerte (Romanos 1:4; Apocalipsis 1:17,18).

La primera promesa del Redentor fue hecha a Abraham (Génesis 12:1-3; Hechos 3:25,26; Gálatas 3:8,16). Esto limitó el desarrollo del propósito de Dios a solamente un individuo. Dios también prometió hacer de Abraham una gran nación, para hacer esto él le promete un hijo de su esposa Sara y una innumerable descendencia (Génesis 15:1-13). Para el mantenimiento y la perpetuidad de esta nación El prometió a Abraham una tierra, fijó sus fronteras (Génesis 15:18-21), y le dio la circuncisión como la marca nacional de distinción (Génesis 17:1-14). De Abraham en adelante por lo tanto, este pueblo se les fue confiada la palabra de Dios (Romanos 3:1,2). Las promesas fueron renovadas a Abraham en el monte Moria (Génesis 22:1-18), a Isaac en Gerar (Génesis 26:1-6), a Jacob en Bet-el (Génesis 28:10-19); Jehová habló a Jacob en Beerseba (Génesis 46:1-4), pero en el Monte Sinaí habló a la nación entera (Éxodo 19:1-25; Éxodo 20:1-22).

  • Educando A La nación. La educación de los hebreos comenzó cuando Abraham se hizo un forastero dejando la casa de su padre (Génesis 11:31; Génesis 12:1-4 Génesis 14:13). Continuo en la escuela de la adversidad en la tierra de Egipto (Génesis 15:8-16; Éxodo 1:1-22), y culminó en el Monte Sinaí cuando Jehová habló a todo el pueblo (Deuteronomio 5:1-22).
  • Historia Clarificada. A la luz de las revelaciones en el Monte Sinaí, muchas cosas en la historia de la humanidad se hicieron mucho más claras. La brevedad de la biografía de muchos individuos se explica claramente en el hecho de que los individuos mismos eran secundarios. Set, Enós, Noe, Sem, Abraham, Isaac, Jacob, José, y Moisés fueron prominentes en gran parte debido al propósito de Dios con respecto a la raza humana. En este relato Ismael y Esaú ocuparon los lugares de subordinación (Génesis 16:1-15; Génesis 21:1-12 Génesis 27:1-29; Romanos 9:7-13).
 
 
 
                Copyright © 2015 All Rights Reserved.